¿Por qué las dietas no sirven?

Una revisión actual de 12 ensayos clínicos controlados y aleatorios de las cuatro dietas más conocidas como son la dieta de Atkins, Weight Watchers, South Beach diet, y la de la Zona, no recoger un "vencedor" en términos de pérdida de peso sostenida con mejoras en los factores de riesgo cardiovasculares más comunes durante su utilización  para bajar de peso en forma controlada en 1 año.

 

De hecho, en los ensayos durante un año, los pacientes habían perdido de 1,6-5 kg en la dieta de Atkins, Weight Watchers  y la dieta de la zona, que era similar con la pérdida de 2,2 kg que se observó en el grupo de control. Las dietas no mostraron diferencia en lo que se refiere al control de la presión arterial, el control glucémico, o en los niveles de lípidos.

 

A pesar de su popularidad, la la dieta de Atkins, Weight Watchers, South Beach diet, y la de la Zona, parecen lograr una pérdida de peso modesta la cual falla al evaluar en el tiempo,  lo que denominamos, “perdida de peso sostenido".

 

En Estados Unidos se gastan millones de dólares en la industria de la pérdida de peso, así y todo, los datos disponibles son contradictorios e insuficientes para identificar cual sería la dieta más beneficiosa dentro de las más populares .

 

Los estudios sugieren lo que los médicos venimos viendo desde hace años, "las intervenciones médicas en la industria de la pérdida de peso, No solo debe realizarse por la intervención del consumo, sino que también en el incremento del gasto calórico, que incluyen componentes de la dieta, como son el comportamiento de ejercicio físico, educación alimenticia, mejora de la nutrición del individuo y otras medidas a tomar que puedan ser más adecuados en la lucha contra la epidemia de la obesidad, cuyas causas son multifacéticas."

 

Los cardiólogos, los endocrinólogos, los nutricionistas y otros profesionales de la salud se están interesando cada día más en el desarrollo de planes nutricionales, lo que tienen como base una buena nutrición, mejorar el síndrome metabólico, disminuir los factores de riesgos cardiovascular, lo que como efecto secundario tendrá la pérdida de peso. Estas son, a mi concepto,  algunas de las directrices para la Gestión del sobrepeso y la obesidad en los adultos.

 

Posiblemente la pregunta aquí sería: ¿Cuál es la mejor dieta?

 

La eficacia de las dietas comerciales populares en la pérdida de peso a largo plazo y la mejora de los factores de riesgo cardiovascular no es clara, lo que vemos con estos estudios.  Cuando examinamos estas dietas, con un enfoque particular en la pérdida de peso sostenida a 12 meses, ninguna muestra cumplir con los objetivos y a 5 años fracasan en el 90 por ciento. En el estudio, los investigadores identificaron 12 ensayos controlados aleatorios de estas cuatro dietas, que se realizaron entre 2003 y 2011 y reclutaron 2.559 pacientes que fueron seguidos durante al menos 12 meses. En tres ensayos, los pacientes fueron seguidos durante 24 meses. De estos estudios, cinco ensayos eran de la dieta Atkins, cuatro ensayos de weight watchers, y un ensayo de la dieta South Beach,  compararon las intervenciones con la atención habitual. Dos ensayos compararon diferentes dietas. Los pacientes tenían una edad media de 45 años y un índice de masa corporal promedio (IMC) similar, y se llevaron a cabo la mayoría de los estudios en los jóvenes, las mujeres obesas.

 

Los estudios se basaron en dos objetivos principales. El punto final primario de la revisión fue pérdida de peso sostenida a los 12 meses o más. El objetivo secundario incluyeron cambios en los factores de riesgo cardiovascular.

La respuesta a qué dieta es la que debemos seguir, es fácil, se debe hacer un plan nutricional, el que se basa en una alimentación balanceada que sea baja en grasa y sodio, sin azúcar refinada, evitando la harina de trigo, con alto contenido en fibras, que tenga las suficientes vitaminas y minerales que requiere el cuerpo y no se exceda en proteínas. De todas maneras, estos planes nutricionales se deben corregir de acuerdo a las posibles enfermedades del paciente, (hipotiroidismo, diabetes, dislipidemia, etc).