CÉLULAS

MADRE

Células Madre Mesenquimales

 

Son células del estroma o soporte de tejidos, descritas inicialmente en la médula ósea1, pero que se encuentran también en múltiples tejidos del adulto, incluyendo el tejido adiposo y la placenta, entre otros2.

Se han llamado también Células Mesenquimales del Estroma, pero esta nomenclatura se ha modificado al demostrarse que bajo ciertas condiciones, estas células progenitoras son capaces de dar origen a tejido cartilaginoso, óseo, adiposo, entre otros3. Esta propiedad típica de las  células madre, se conoce como “pluripotencialidad” y es lo que explica su denominación actual como Células Madre Mesenquimales (Mesenchymal Stem Cells) o MSCs4.

 

¿Qué otras propiedades tienen las MSC?

 

Las MSC exhiben un conjunto de propiedades antiinflamatorias y regenerativas, dependientes mayormente de la secreción de factores de crecimiento que presentan efectos tróficos y reparativos importantes5.  Adicionalmente, uno de los aspectos que ha cobrado mayor interés últimamente respecto al uso médico de células madre en general, ha sido la descripción a partir del año 2002 de la interacción de las MSC con el sistema inmunológico6.

Por una parte, se ha demostrado que tienen un efecto inmunoregulatorio, que se ha descrito como “inteligente”. Esto alude a que la supresión del sistema inmune inducido por MSC se ejerce preferencialmente en condiciones de inflamación o daño tisular, sin que se observen las complicaciones propias de la supresión general del sistema inmune mediada por fármacos.

Por otra parte, se ha descrito que estas células resultan además “hipoinmunogénicas” o de difícil detección y rechazo por el sistema inmune del organismo receptor. Esta propiedad es lo que permite su uso “alogénico” o en individuos diversos, incluso sin la necesidad de compatibilización genética o histocompatibilidad  con el donante de MSC7,8.

Esta propiedad ha posibilitado la extensión de su uso a situaciones clínicas muy variadas y explica que actualmente se puedan encontrar al menos 175 estudios  con este tipo de terapia en individuos con Diabetes, Enfermedad de Crohn, Lupus Eritematoso Sistémico (LES) u otras patologías, en el portal de internet para ensayos clínicos del National Institutes of Health (NIH) de los Estados Unidos de Norteamérica (http://clinicaltrials.gov).

En el caso del LES es donde los estudios clínicos disponibles a la fecha han demostrado resultados más significativos9. En esta línea, nuestra unidad ha desarrollado un estudio inicial de la aplicación de MSC autólogas en pacientes con LES10 y está actualmente en evaluación el tipo de protocolo y condiciones médicas en que se desarrollará este tratamiento todavía de naturaleza experimental, con células alogénicas, para distinto tipo de patologías inflamatorias o inmunológicas.

Actualmente nos encontramos en fase de desarrollo de un nuevo protocolo de investigación clínica en pacientes con insuficiencia cardiaca, tratados con Células Madre Mesenquimales (MSC) de tipo alogénico (provenientes de donantes sanos). Existe ya en Norteamérica un estudio controlado de esta terapia, que demuestra  resultados favorables sin efectos adversos11.

 

Referencias

  1. Friedenstein AJ. et al. Osteogenesis in transplants of bone marrow cells. J Embryol Exp Morphol 1966, 16:381–390.

  2. Kern S. et al. Comparative analysis of mesenchymal stem cells from bone marrow, umbilical cord blood, or adipose tissue. Stem Cells 2006, 24:1294-301.

  3. Pittenger MF. et al. Multilineage potential of adult human mesenchymal stem cells. Science 1999, 284:143-147.

  4. Caplan AI. Mesenchymal stem cells. J Orthop Res. 1991, 9:641-50.

  5. Singer NG, Caplan AI. Mesenchymal stem cells: mechanisms of inflammation. Annu Rev Pathol 2011, 6:457-78.

  6. Bartholomew A. et al. Mesenchymal stem cells suppress lymphocyte proliferation in vitro and prolong skin graft survival in vivo. Exp Hematol 2002, 30:42-48.

  7. English K. et al. Mesenchymal stromal cells: facilitators of successful transplantation? Cell Stem Cell. 2010, 7:431-42.

  8. Macdonald GI. et al. Role of Mesenchymal Stem Cells in Reestablishing Immunologic Tolerance in Autoimmune Rheumatic Diseases. Arthr Rheum 2011, 63:2547–2557.

  9. Sun L. et al. Umbilical cord mesenchymal stem cell transplantation in severe and refractory systemic lupus erythematosus. Arthritis Rheum 2010, 62:2467-2475.

  10. Carrion  F. et al. Autologous Mesenchymal Stem Cell Treatment Increased T Regulatory Cells with no Effect on Disease Activity in Two SLE patients. Lupus 2010, 19:317-22.

  11. Hare JM, et al. A randomized, double-blind, placebo-controlled, dose-escalation study of intravenous adult human mesenchymal stem cells (Prochymal) after acute myocardial infarction. J Am Coll Cardiol 2009, 54:2277–86.

 

Neurologia- Neurology

Mesenchymal stem cells for the treatment of multiple sclerosis and other neurological diseases.

Dr Antonio Uccelli, MD Press enter key for correspondence information, Alice Laroni, MD, Prof Mark S Freedman, MD

 

The rationale for use of adult stem cells as a treatment for neurological diseases such as multiple sclerosis arose from the hope that they had the capacity to foster repair of the CNS through tissue integration and differentiation into neural cells. Evidence from preclinical studies suggested that mesenchymal stem cells (MSCs), a subset of adult progenitor cells, are an effective therapy in preclinical animal models of neurological diseases such as experimental autoimmune encephalomyelitis, a model for multiple sclerosis, and stroke. In experimental autoimmune encephalomyelitis, intravenous injection of MSCs ameliorates clinical course and decreases demyelination, immune infiltrates, and axonal loss. Surprisingly, these effects do not require full CNS engraftment by MSCs, but rely on the capacity of MSCs to inhibit pathogenic immune responses and release neuroprotective and pro-oligodendrogenic molecules favouring tissue repair. These results led to the conclusion that therapeutic use of MSCs should initially focus on individuals with multiple sclerosis and persistent inflammation. Small clinical studies in different neurological diseases have suggested that MSCs are safe, paving the road for larger phase 2 studies addressing the effect of MSCs on clinical outcomes and markers of disease activity.

 

Células madre mesenquimales para el tratamiento de la esclerosis múltiple y otras enfermedades neurológicas.

Dr. Antonio Uccelli, MD Presione la tecla de acceso para obtener información sobre la correspondencia, Alice Laroni, MD, Prof. Mark S Freedman, MD

 

La justificación para el uso de células madre adultas como tratamiento de enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple surgió de la esperanza de que tuvieran la capacidad de promover la reparación del SNC a través de la integración y diferenciación de tejidos en células neurales. La evidencia de estudios preclínicos sugirió que las células madre mesenquimales (CSM), un subconjunto de células progenitoras adultas, son una terapia eficaz en modelos animales preclínicos de enfermedades neurológicas tales como encefalomielitis autoinmune experimental, un modelo para esclerosis múltiple y un accidente cerebrovascular. En la encefalomielitis autoinmune experimental, la inyección intravenosa de MSC mejora el curso clínico y disminuye la desmielinización, los infiltrados inmunes y la pérdida axonal. Sorprendentemente, estos efectos no requieren un injerto de CNS completo por MSCs, sino que se basan en la capacidad de MSC para inhibir respuestas inmunes patógenas y liberar moléculas neuroprotectoras y pro-oligodendrogénicas que favorecen la reparación tisular. Estos resultados llevaron a la conclusión de que el uso terapéutico de MSC debe centrarse inicialmente en los individuos con esclerosis múltiple e inflamación persistente. Pequeños estudios clínicos en diferentes enfermedades neurológicas han sugerido que las MSC son seguras, pavimentando el camino para estudios de fase 2 más amplios que abordan el efecto de las MSC sobre los resultados clínicos y los marcadores de la actividad de la enfermedad.

Cardiología - Cardiology